Sí, las mujeres musulmanas en la mayoría de los casos son más cosas que ‘solo musulmanas’. No es habitual que en los medios de comunicación se nos presenten a mujeres musulmanas que ocupan puestos de poder. Hay hasta quien osa decir que ‘según el islam’ las mujeres no pueden gobernar.

 

Sin embargo, en la historia encontramos numerosas figuras de mujeres musulmanas que han ostentado la jefatura del Estado. Es el caso de Benazhir Bhutto, dirigente socialdemócrata que fue la primera ministra de la República Islámica de Pakistán entre 1988-90 y 1993-96. También se cuenta entre ellas Ameenah Gurib-Fakim, una bióloga natural de las Islas Mauricio que fue presidenta de su país entre 2015 y 2018. Por su parte, Khaleda Zia fue presidenta de Bangladesh entre 1991 y 1996 y entre 2001 y 2006. La indonesia Megawati Sukarnoputrifue presidenta de su país entre 2001 y 2004.

 

Como ellas hay muchísimas más, a las que la escritora marroquí Fatima Mernessi dedica un libro titulado “Las Sultanas Olvidadas”.

 

Oficina de atención

Asociación Marroquí para la Integración de Inmigrantes.  C/Jinetes, 5, 29012, Málaga