Luchemos contra la Islamofobia

 

La islamofobia es el prejuicio y discriminación hacia el islam, l@s musulman@s y las personas y símbolos entendidos como tal. El Consejo de Europa y el Comité sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial de la ONU define la islamofobia como:

 

“[…] una forma de racismo y xenofobia manifestada a través de la hostilidad, exclusión, rechazo y odio contra los musulmanes, sobre todo cuando la población musulmana es una minoría, algo que ocurre con mayor impacto en países occidentales.”

 

El proyecto "Luchemos contra la Islamofobia" es un proyecto cofinanciado por el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI), dentro de la convocatoria de la Dirección General de Migraciones del Ministerio de Empleo y Seguridad Social en el marco de los programas dirigidos a personas inmigrantes nacionales de terceros países de la convocatoria de 2017, tenemos el objetivo de: 

 

1. Prestar atención especializada a los casos de discriminación por islamofobia, mejorando el conocimiento de las víctimas de sus derechos y de los recursos existentes.

 

2. Incrementar el nivel de concienciación y la capacidad de detección de incidentes discriminatorios por islamofobia.

 

3. Formar a agentes activos (profesionales, voluntarios, estudiantes y población en general) sobre la lucha para la erradicación de la islamofobia y el acompañamiento a las víctimas. 

 

El proyecto "Luchemos contra la Islamofobia" está compuesto por un personal heterogéneo, de diferentes procedencias y perfiles profesionales. Así mismo, la historia de la hace que como asociación tengamos un especial interés en entender la islamofobia de manera transversal e interseccional, es decir, entendiendo que es un tipo de racismo no sólo por una cuestión confesional, sino también racial, económica, de género e imbricada con otros tipos de discriminación.  


#LuchaContraIslamofobia


¿Quiénes son las víctimas potenciales de la Islamofobia?

 

Las personas musulmanas son aquellas cuya religión o modo de vida es el islam. No pertenecen a un grupo étnico determinado ni tienen un país de origen concreto. Se puede ser musulmán e indonesio, español o ecuatoriano. Así mismo se puede ser roma (gitano) y musulmán, negro y cristiano, judío y árabe, árabe y ateo.

 

La islamofobia es el tipo de discriminación que sufren las personas musulmanas o aquellas leídas como musulmanas. La islamofobia hace de estas personas el blanco de una serie de prejuicios y estereotipos negativos.

 

En el contexto del Estado español las personas migrantes o descendientes de migrantes procedentes de países de mayoría musulmana suelen ser consideradas como musulmanas, es decir “leídas como musulmanas” aunque muchas veces no lo sean o no se consideren así mismas como tal.  

 

Al ser “leídas” como musulmanas por su entorno sufren la islamofobia igual que las personas que sí lo son. En ocasiones aclarar que “no se es musulmán/a” no es suficiente pues la relación establecida entre lugar de origen o pertenencia étnica y religión está demasiado arraigada en el imaginario colectivo y resulta difícil entender, por ejemplo, que una persona de origen argelino (país de mayoría musulmana) no tenga el islam como religión.

 

Así mismo hay personas cuya religión es el islam y que no pertenecen a grupos étnicos leídos como musulmanes. En estos casos, los y las musulmanas no sufrirán la islamofobia directa en tanto que oculten que el islam es su religión, sin embargo el no poder manifestar su religión por miedo a ser discriminados o no poder realizar algunos ritos públicamente, las convierte también en víctimas de islamofobia pues la libertad de culto y la no discriminación por motivos religiosos es uno de los derechos establecidos en la Constitución española.

 

Oficina de atención

Asociación Marroquí para la Integración de Inmigrantes Calle Jinetes, 5, 29012, Málaga