· 

Somos soberanas

Día internacional del hiyab:

 

El hiyab o el no hiyab no es importante porque sea importante la ropa, es importante porque se ha elegido la ropa para rebajar a la mujer, para que no se la reconozca salvo como cosa accesoria. Las historias del hiyab no son cuestión de ropa, son cuestión de soberanía. Si a las mujeres se nos dice qué ropa debemos o podemos ponernos o no ponernos, no se está hablando de ropa se está hablando de nuestra soberanía, de despojarnos de nuestra soberanía. Nosotras las mujeres musulmanas no queremos hablar de ropa, no queremos que se use la ropa como un espantajo en el que quienes no respetan nuestra soberanía, la de las mujeres, musulmanas o no, esconden su juego. Ese juego consiste precisamente en eso,  en despojarnos de nuestra soberanía otorgada a nosotras directamente por Dios, por nuestro Divino Creador.

 

En el día mundial del hiyab todas las mujeres musulmanas -o simplemente todas las mujeres- debemos proclamar para nosotras mismas y para quien quiera oírlo, que somos soberanas. Nosotras nos vestimos, nosotras comemos, nosotras trabajamos, nosotras aprendemos, nosotras parimos a los hijos de la Humanidad, nuestros sucesores.

 

Nosotras somos soberanas por la gracia de Dios. Ninguna otra mujer o varón es quien para usurpar nuestra soberanía. Ninguna otra mujer o varón es quien para faltar a la deferencia que se nos debe como dadoras de la vida a todos los seres humanos, por la gracia de Dios.

 

Quienes sientan la compulsión de vestir o desnudar, por favor, que jueguen como se ha jugado toda la vida, con muñequitos o recortables. Nosotras no jugamos a eso.

 

Nosotras somos soberanas. 

Oficina de atención

Asociación Marroquí para la Integración de Inmigrantes Calle Jinetes, 5, 29012, Málaga